Tupperware

Presentes en la cocina del hogar de millones de familias alrededor del mundo, los productos Tupperware se destacan por su calidad y durabilidad. ¿Quieres saber más sobre su historia? ¡Ven con nosotros!

Cómo empezó todo

Los productos Tupperware, siempre presentes en las cocinas de todo el mundo, coloridos, de diversas formas y tamaños, fueron creados en la década de 1940 por el ingeniero e inventor Earl Tupper, quien decidió usar polímeros caros en lugar de plásticos comunes y más baratos.

La intención del ingeniero era crear un plástico más ligero, flexible, irrompible y resistente que fuera muy útil en la cocina, sustituyendo a los frascos de vidrio y porcelana para el envasado de alimentos, evitando así el desperdicio. De sus experiencias, ya en 1942, resultó un plástico versátil llamado polietileno (poly-T).

Así, con este invento, Earl Tupper fundó la compañía Tupperware Plastics Company, lanzando sus productos en el mercado estadounidense en 1946, donde se vendían en tiendas de grandes almacenes y servicios públicos domésticos. Los primeros productos que se lanzaron y revolucionaron el mercado fueron el Wonderlier® Bowl y el Bell Tumbler.

Tupperware: practicidad y organización en la cocina

El gran diferencial de los productos Tupperware fue el cierre hermético de tarros y tazones, lo que garantizó una mayor preservación de los alimentos en el refrigerador, evitando que se sequen, se marchiten o pierdan su sabor y características originales, además de ser muy improbable que se rompan, a diferencia de los tarros de vidrio utilizados en la época.

Además, proporcionaban mayor comodidad para el ama de casa porque eran, en principio, transparentes, lo que facilitaba la visualización de su contenido, manteniendo organizado el frigorífico en sustitución de los envases abiertos que se utilizaban para almacenar los alimentos, lo que garantizaba una mayor higiene y conservación de los mismos.

Método de venta innovador

Aunque los productos Tupperware son prácticos y eficientes, después de los primeros años de su lanzamiento al mercado, las ventas no despegaron de la manera que el inventor esperaba. Eso es porque no todos entendieron muy bien cómo trabajaban.

Ya en la década de 1950, el vicepresidente de la empresa, Brownie Wise, apostó por el concepto de ventas por demostración. Así surgió el método de Fiesta en Casa Tupperware, que consistió en una reunión con amigos y familiares en la casa de una de las manifestantes, quienes los recibieron como azafatas y presentaron los productos en detalle.

Con esto, las mujeres comenzaron a entender cómo trabajaban, cuáles eran sus utilidades, versatilidad, practicidad y durabilidad de los productos Tupperware. A partir de entonces, las ventas comenzaron y el concepto de demostración en casa fue la clave del éxito de la empresa.

Demostración en casa en todo el mundo

La primera demostración de los productos Tupperware fuera de los EE. UU. tuvo lugar en la década de 1960 en Europa, más precisamente en Inglaterra. Tras esta demostración, los productos se vendieron en más de 15 países europeos y en el continente africano, donde siete de las plantas de la empresa incluso comenzaron a funcionar.

En Brasil, los productos Tupperware invadieron los hogares en 1976 y fueron reconocidos por las amas de casa como prácticos, seguros, higiénicos, funcionales y muy útiles. Pero eso no fue todo. El método de venta por demostración en el hogar aseguró el refuerzo del presupuesto doméstico de muchas familias.

Y, reconociendo este cambio en el estilo de vida de las mujeres que querían ganar un ingreso propio, la compañía invirtió (y sigue invirtiendo) en programas de capacitación de la fuerza de ventas, incentivos financieros y bonos, lo que alentó a las demostradoras a aumentar sus ventas y tener éxito.

Actualmente, los productos Tupperware son vendidos en más de 100 países por alrededor de 2,9 millones de revendedores y para más de 97 millones de invitados. El éxito es tal que cada 2.5 segundos se realiza una demostración de Tupperware en algún lugar del mundo.

La evolución de la demostración en casa

Con el cambio en el estilo de vida de las mujeres que ya no son sólo amas de casa y que han invertido en carreras fuera del hogar, la demostración en el hogar tuvo que adaptarse a estos cambios.

La Experiencia Tupperware, como se le llama actualmente, ya no es sólo una demostración de productos y no necesariamente ocurre sólo en reuniones en casa. Como resultado, los demostradores tienen mayor flexibilidad para ofrecer sus productos.

Las reuniones pueden tener lugar en lugares muy inusuales, como durante una clase de cocina, en umhappy-hour, después de la academia, de todos modos. Lo importante es que el concepto de venta directa sigue siendo el mismo y es el que garantiza el éxito de la empresa durante más de 70 años.

Tupperware y el medio ambiente

Tupperware durante las décadas de los 80 y 90 lanzó conceptos de producción saludables donde los productos se fabrican sin dañar el medio ambiente, además de reciclar todos los materiales de desecho.

La empresa se asegura de que estos cambios no alteren las características originales de los productos y el compromiso con el concepto de conservación y de que ningún residuo de alimentos permanezca igual.

Productos Tupperware

Los productos Tupperware van más allá de los coloridos tazones, bandejas y tarros lanzados en 1960. Ese mismo año, la empresa desarrolló una innovadora línea de juguetes para niños de hasta 3 años, como el Shape-O®, educativo y divertido, que funcionaba como un sonajero, pero que también ayuda a la coordinación motora entre manos y ojos.

La compañía ha lanzado otros productos como Mix$0027N Stor®, Tortilla Keeper (para servir platos étnicos) e Instant Seal, una línea desarrollada específicamente para las personas mayores con menos sensibilidad y agilidad táctica.

Con el surgimiento del horno de microondas en los años 80, la empresa lanzó una línea exclusiva de productos como Microwave Recheatables y TupperWave, que se utilizaban para calentar y descongelar alimentos.

Preocupada por facilitar la vida de los consumidores, la empresa lanzó el Stack Cooker, desarrollado para preparar una comida para cuatro personas con tres variedades de alimentos en tan sólo 30 minutos en el microondas. Meals in Minutes Microsteamer fue desarrollado para preparar una comida para dos personas en 10 minutos o menos.

La línea de envases CrystalWave™ fue desarrollada para almacenar productos que se podían preparar en el horno de microondas y que tenían un sistema de medición métrico en Braille. La preocupación por el medio ambiente llevó a la empresa a lanzar productos para reemplazar las bolsas y los envases desechables, como el soporte para sándwiches Square-A-Way®, los sets Lunch$0027N Bag y el Box Lunch.

Tupperware: evolución constante

En los últimos años, la empresa ha invertido en nuevos lanzamientos como productos de silicona, ollas de acero, ollas a presión para hornos de microondas, cuchillos y otros productos, ampliando su área de alcance, además de aumentar sus ingresos.

Además, ha creado una línea de productos de salud, que incluye equipos de gimnasia, plantillas ortopédicas, complementos alimenticios, productos de belleza y cuidado personal. Así, la compañía se convirtió en un gigante en ventas directas y, en 2005, cambió su nombre a Tupperware Brands Corporation.

Tupperware, que sigue creciendo, fue elegida por la revista Fortune en 2015 y, por octavo año consecutivo, la segunda marca más admirada en el segmento de electrodomésticos.

Deja un comentario