Sinónimos

Los sinónimos son las diferentes palabras, que tienen un significado similar entre sí. Es el resultado de uno de los fenómenos del lenguaje, donde dos o más palabras se relacionan entre sí. Cuando esta relación ocurre a través de un sentido de similitud, llamamos sinonimia a este fenómeno y con él, tenemos sinónimos. Si la relación fuera de contrariedad, tendríamos una antonimia, resultando en antónimos.

Definición

  • Origen: Derivado del griego sinónimo, que significa «que tiene el mismo nombre, que tiene el mismo significado».
  • General Antonym: Antonym.
  • Separación silábica: si-nô-ni-mo.
  • Clase de gramática: Sustantivo o adjetivo masculino.

Algunos ejemplos de sinónimos

Para entender mejor y fijar lo que son sinónimos, es importante ver algunos ejemplos de palabras con esta característica, a continuación se presentan algunas:

  • Altruista y amable.
  • Coche y coche.
  • Girasol y helio.
  • Hogar y dirección.
  • Limbo y margen.
  • Dictado y proverbio.
  • Afinidad y empatía.

Antónimos

Los sinónimos tienen una relación directa con los antónimos y son cuestiones que suelen ir de la mano cuando se abordan en los procesos de selección. Por lo tanto, es necesario saber cómo distinguir uno del otro.

Como se mencionó anteriormente, los antónimos son las palabras que además de ser diferentes, denotan un sentido opuesto entre sí.

Ejemplos: valiente y temeroso, feo y bello, abrir y cerrar, etc.

¿Cuál es la importancia de los sinónimos?

¿Alguna vez te has parado a pensar cómo sería leer un texto o un libro si no hubiera sinónimos?

No sólo son útiles, ¡son necesarios! Se nos enseña desde una edad temprana, siempre que sea posible, a evitar la repetición de palabras. A medida que ampliamos nuestra formación académica, esta demanda crece cada vez más, por lo que el uso de sinónimos en los textos se hace imprescindible, ya que con ellos es posible utilizar varias palabras para expresar la misma idea sin cambiar el significado general del texto.

La lectura también es importante

Para un uso eficiente de los sinónimos, es de suma importancia que el autor tenga un buen dominio de la lengua. Cuanto más vocabulario tenga, más recursos estarán disponibles para aumentar su trabajo. Y una de las mejores maneras de adquirir vocabulario, sea cual sea el idioma, es leyendo un buen libro.

Más información sobre sinónimos y antónimos

También puede observar que los sinónimos y antónimos no se limitan a las clases de gramática. Tenemos: sustantivos, adjetivos, verbos, etc. En casi todas las clases de gramática es posible encontrar relaciones de similitud.

La verdad es que, queriendo profundizar los estudios sobre el tema, hay varios otros temas que terminan por relacionarse con los sinónimos y antónimos. Algunos de ellos lo son:

  • Polisemia.
  • Homónimos.
  • Parónimos.
  • Denotación.
  • Connotación.

Polisemia

Podemos definir la polisemia como una «palabra que tiene muchos significados», es decir, palabras que tienen varios significados, pero con la misma escritura y pronunciación.

Ejemplos: banco, gato, cable, etc.

Homónimos

A diferencia de la polisemia, los homónimos pueden definirse como «palabras diferentes que tienen la misma pronunciación», de modo que dos palabras que al pronunciarse tienen el mismo sonido se denominan homónimos.

Por ejemplo: cien y no, calificar y marcar, estornudar y exhalar, etc.

Además, los homónimos se pueden subdividir en…:

  • Homónimos perfectos (que tienen la misma ortografía y fonética).
  • Nombres de homófonos (que tienen diferente ortografía, pero la misma fonética).
  • Homógrafos homónimos (que tienen la misma ortografía, diferente fonética).

Parónimos

Los parónimos se pueden definir de forma muy similar a los del mismo nombre, de la siguiente manera: «palabras diferentes, con una escritura o pronunciación similar».

Algunos ejemplos: longitud y cumplimiento, flagrante y fragante, estrato y extracto, etc.

Denotación y connotación

La denotación y la connotación están intrínsecamente ligadas, ya que son antónimos entre sí. Mientras que la denotación es el lenguaje en el que se usa la palabra en su sentido literal, la connotación es el lenguaje en el que se usa la palabra en su sentido subjetivo.

El gran problema del lenguaje connotativo es que abre espacio para las interpretaciones, por lo que su uso es más recomendable para obras literarias y publicitarias, mientras que el lenguaje denotativo debe elegirse cuando la producción tiene un carácter referencial.

Ejemplos:

  • ¡Ese hombre es un gato! (Lenguaje connotativo, significado figurativo)
  • El gato de mi tío se escapó esa noche. (Lenguaje denotativo, sentido propio)

¡Cuidado!

Nótese que aunque los sinónimos denotan un significado equivalente, es posible que, según el contexto, las palabras puedan asumir una connotación diferente en la oración, incluso siendo sinónimos.

Por ejemplo, las palabras «elevar» y «alabar» son sinónimos, pero no siempre será posible sustituir un término por otro manteniendo el significado de la frase.

  • Alabo a Dios.
  • Levanto la grúa. Alabo a la grúa.

Puede utilizar ambos términos en ambas oraciones, pero la dirección de la segunda oración se cambia cambiando el sinónimo.

¡El fin de los sinónimos!

En el libro 1984 -alerta de spoiler- escrito por George Orwell y publicado en 1949, el protagonista (Winston Smith) vive en un futuro distópico, comandado por un gobierno totalitario, que controla todos los aspectos de la vida de los individuos en el país. El totalitarismo es tan grande que el gobierno siempre está desarrollando nuevas herramientas para limitar al pueblo, tanto física como intelectualmente, aumentando así su poder y control.

Entre las muchas creaciones del gobierno, una de las más llamativas es la «novafala», que se discutirá aquí. Un nuevo lenguaje, desarrollado con el único propósito de restringir el alcance del pensamiento. La idea principal del nuevo dialecto es que cuando se aplique plenamente, la gente no tendrá las palabras para expresar sentimientos negativos sobre el gobierno, limitando así su intelecto.

En el período retratado en el libro, la «novafala» está aún en fase de finalización, por lo que la mayoría de los textos están escritos tanto en «novafala» como en «velhafala». Saltando ahora a la parte que nos interesa, uno de los cambios más curiosos que trae el nuevo lenguaje, es la eliminación de todas las palabras con igual significado. Exactamente! No hay sinónimos!

Una de las principales características mencionadas en el libro es que «novafala» es el único idioma que disminuye el número de palabras cada año. Muchas de estas palabras extintas son sinónimos de términos existentes, por lo que no es necesario que existan.

Intrigando esa idea y el enfoque de Orwell, ¿estás de acuerdo? Deje su opinión en los comentarios!

Deja un comentario