Resistencia

¿Qué es?

La resiliencia significa volver al estado normal, después de alguna deformación, choque, situación inusual o crítica. Dentro de la psicología, es la capacidad del individuo para adaptarse a los cambios, afrontar problemas, superar obstáculos o resistir la presión de diferentes situaciones sin entrar en un brote emocional, psicológico o físico, buscando soluciones estratégicas para afrontarlos.

Definición

  • Origen: Del latín «resiliens», participio pasado de «resilire», que significa «saltar atrás», «rebotar».
  • Sinónimos: Recuperación, superación, fuerza, resistencia, inatacabilidad, invulnerabilidad, estoicismo.
  • Antónimos: Commodismo, susceptibilidad, debilidad, vulnerabilidad, fragilidad, conformismo.
  • Clase de gramática: Sustantivo femenino.

Entender más sobre lo que significa resiliencia…

La palabra resiliencia es ampliamente utilizada en las áreas de psicología, física, administración, ecología y administración y dice que se refiere a la capacidad de regresar al estado normal, después de alguna deformación, shock, situación inusual o crítica.

En el caso de la ecología, el concepto de resiliencia se conoce desde 1970, gracias al trabajo del ecólogo canadiense C. S. Holling, y está relacionado con la predisposición de un cierto sistema que puede recuperar el equilibrio después de haber pasado por alguna perturbación. En pocas palabras, se trata de la capacidad de restaurar un sistema.

Ya dentro de la psicología, la resiliencia se considera como la capacidad de una persona para vender obstáculos, lidiar con sus propios problemas y no ceder a la presión, sea cual sea la situación. Por el contrario, un individuo resiliente es aquel que busca soluciones estratégicas para resolver las más diversas situaciones y es capaz de tomar una decisión cuando visualiza la posibilidad de una actitud correcta en el momento adecuado, sin temer lo que pueda causar. En este sentido, la resiliencia en el campo de la psicología demuestra si un individuo sabe o no cómo funcionar bien bajo presión.

Mientras tanto, en el ámbito de la gestión, el concepto de resiliencia está vinculado a los procesos de gestión del cambio. Por lo tanto, las personas que trabajan en las organizaciones deben mantener un equilibrio emocional, especialmente para poder lidiar con problemas relacionados con el trabajo cuando las situaciones no ocurren de la manera deseada. Además, la resiliencia en esta cuestión se refiere a la capacidad de una persona para adoptar medidas que reduzcan al mínimo los problemas que surgen en el contexto de la organización.

Finalmente, dentro de la física, la resiliencia -o resiliencia, como también se le llama en esta rama- trata de la propiedad de los materiales que pueden acumular energías cuando son sometidos a situaciones de estrés, como las rupturas, por ejemplo. En la práctica, después de un momento de tensión, estos materiales pueden o no dañarse y, si es así, mantener la capacidad de volver a su estado normal.

Además, incluso en el área de la física, la resiliencia consiste en la resistencia que estos mismos materiales presentan cuando se exponen a la percusión o al choque. En este caso, se mide a partir de un instrumento llamado péndulo Charpy, en kilogramos por centímetro cuadrado (kgm/cm2). Para medir la resistencia de un material en el péndulo, la masa pesada cae sobre un vaso de dimensiones estandarizadas, causando su ruptura y registrando así la energía absorbida.

¿Cómo es una persona resistente?

Los individuos con resiliencia tienen algunas características positivas y comunes cuando se enfrentan a diferentes problemas y situaciones en el día a día, como por ejemplo:

  • Confianza en sí mismo;
  • Acción rápida;
  • Adaptación;
  • Más fuerza y certeza de que usted será capaz de lidiar con las consecuencias de sus elecciones;
  • Menor vulnerabilidad al temor de cometer un error;
  • Creatividad.

¿Cómo desarrollar la resiliencia?

Está claro que la mayoría de las personas resistentes tienen esta capacidad de forma natural, habiéndola desarrollado primero y más rápido a lo largo de los años, aunque sea inconscientemente. Pero esto no significa que usted tampoco pueda aprender a sobresalir en esto, convirtiéndose en una persona con una fuerte capacidad de resistencia y un ser ejemplar en la resolución de sus problemas.

Después de todo, aquellos que son capaces de controlar sus emociones más fácilmente pueden superar las dificultades de manera más eficiente y rápida, lo que resulta en una mayor armonía y equilibrio en la vida. Aquí hay algunos consejos sobre cómo convertirse en una persona resistente:

Tener autocontrol: Comience a controlar su comportamiento de manera flexible, así como su temperamento, determinación en los proyectos e impulso para actuar.

Entrena tu atención y concentración: Observa tus pensamientos. ¿Ha identificado a dónde va su energía cuando se trata de resolver algo? ¿Realmente estás visualizando el problema y la solución?

Comprende al otro: Desarrolla tu empatía con las personas que te rodean. Aprender a ponerse en el lugar de la otra persona ayuda a establecer lazos sociales.

Ver también: ¿Qué significa empatía?

Sea creativo: Tome sus decisiones libre de repeticiones pasadas y negativas. Recuerde que no tiene que quedarse para siempre atascado en el patrón de respuesta que no le gusta.

Ser positivo: Ejercer la actitud de creer siempre que las cosas mejorarán y se moverán en esa dirección. Nunca esperes que el futuro traiga las respuestas. En su lugar, use su donativo para construir lo que quiere y depender de usted.

Aprovechar el poder del análisis: Analizar la situación en su conjunto, los puntos específicos, la toma de decisiones y la acción. Ser capaz de entender los problemas, su gravedad, impacto, consecuencias y ver cuáles serán las estrategias de solución.

Supéralo: ¿Tiene algo que limite su éxito, como inseguridad, miedo o ansiedad? Luego busca ayuda y cúrate para poder resolver tus problemas y vivir en equilibrio y bienestar.

Practicar el concepto 1/3:

  • 1/3 depende del otro
  • 1/3 depende de usted
  • 1/3 depende del azar.

El primer paso es asegurarse de que hizo su 1/3 con éxito, es decir, asegurarse de que su parte fue ejecutada de la mejor manera posible y, si usted tiene algo que no depende sólo de usted, encontrar la ayuda y orientación que necesita para resolverlo.

¿Y qué? ¿Te gusta saber sobre el significado de la resiliencia? Luego, comparte este artículo en tus redes sociales para que otras personas también entiendan el concepto y la definición de esta palabra…

Nos vemos la próxima vez!

Deja un comentario