¿Qué son los principios? Concepto completo aquí!

En cada etapa de nuestras vidas, todo puede ser una cuestión de principios. Pero, ¿cuáles son estos principios? Para que usted, amigo lector, amplíe aún más su vocabulario, este artículo abordará su significado, definiciones y trabajos para un término que puede presentar varios sinónimos y conceptos, pero que todo ciudadano debe poner en práctica en la vida cotidiana.

El ajuste

En resumen, podemos resumir la definición del término «principios» como el conjunto de estándares y normas de conducta que deben seguirse, ya sea por parte de instituciones, empresas y ciudadanos.

En relación con su concepto, el uso de «principios» en las frases puede estar relacionado con el comienzo o el final de algo o algo, como una historia, marcando así los puntos de partida para ciertas cuestiones y temas.

Pero los principios todavía pueden asociarse con normas para dirigir los estudios y las proposiciones, especialmente cuando dirigen la conducta y la forma de pensar, como los principios de Filosofía, Teología, Matemáticas, Física y Derecho.

También vale la pena recordar que las palabras «principios» provienen del latín principium, con significados relacionados con palabras como:

  • Inicio;
  • Origen;
  • Causa ocasional.

Sinónimos de «principios»

Para enriquecer aún más su vocabulario, consulte a continuación Algunos de los principales sinónimos de principios son:

  • Fundamentos;
  • Enseñanzas;
  • Condenas;
  • Prolegómenos;
  • Concepciones;
  • Sentencias;
  • Nociones;
  • Dignidad.

Ejemplos con la palabra

Echa un vistazo a algunos ejemplos sencillos en la palabra «principios» tiene el trabajo correcto.

  • La ética puede definirse como el conjunto de principios y valores que guían nuestras carreras;
  • En las grandes obras, los principios son capaces de mantener toda nuestra atención;
  • Evite tener amistades con personas sin principios, porque ni siquiera entienden los valores de la vida;
  • Los políticos sin valores y principios son propensos a mandatos insignificantes y despreciables.

Principios humanos y principios morales

Desde el punto de vista de la Filosofía, los principios deben regirse por los valores y normas morales que cualquier persona considere oportuno adoptar para estar de acuerdo con su conciencia. De esta manera, pueden asociarse a la libertad de cada persona y vincularse a cuestiones externas e instituciones sociales que influyen en el comportamiento. Así, cada individuo puede tener sus propios principios a través de su experiencia de vida y educación, siendo activo siempre que la conciencia se lo pida.

La cuestión de los principios constitucionales

En relación con los principios constitucionales, son las normas básicas para mantener el orden en el ámbito jurídico y abordan los valores fundamentales y constitucionales, además de garantizar los valores de un verdadero estado de derecho democrático. Sin embargo, es el respeto de estas garantías y derechos fundamentales lo que define la organización del Estado y sus relaciones internacionales. Conozca a continuación los principios de todo estado de derecho democrático:

  • Ciudadanía;
  • Pluralidad de la política;
  • Dignidad humana;
  • Valor del trabajo;
  • Soberanía.

Cabe mencionar también que, además de proporcionar el bienestar general de la población, los principios básicos de Brasil pueden relacionarse de la siguiente manera:

  • Ser una nación en desarrollo;
  • Mantener una sociedad justa, libre y solidaria
  • Reducir las desigualdades y eliminar la pobreza.

Pero para que todo esto funcione, es necesario partir del principio relativo a la organización del Gobierno, que se divide en tres poderes fundamentales, que son:

  • Ejecutivo: administra el Estado y pone en práctica los planes de gobierno;
  • Legislativo: crea, discute y vota las leyes;
  • Poder judicial: aplica y juzga las leyes.

Principios de administración pública

Los principios fundamentales de nuestra administración pública, previstos en nuestra Constitución Federal, encarnan todos los valores y normas que guían a los órganos administrativos. Véanse a continuación estos cinco principios.

  • Eficiencia: toda la Administración necesita tener cualificación y eficiencia en sus actividades;
  • Impersonalidad: la responsabilidad de todos los actos es sólo de la administración pública, no del servidor;
  • Legalidad: toda decisión administrativa debe regirse por su respectiva ley;
  • Moralidad: todas las acciones de gestión deben basarse en valores honestos y éticos;
  • Publicidad: todos y cada uno de los actos administrativos deben hacerse públicos.

Cómo diferenciar los «principios» de las «reglas»

Así como los principios son códigos generales, las reglas sirven, de una manera más cualificada, para disciplinar e incluso prohibir ciertas conductas sociales. Desde este punto de vista, los principios se aplican cuando las normas son incapaces de resolver casos o cuando es necesario tomar una decisión sobre el mérito jurídico.

Para que quede claro en los ejemplos, analice el siguiente hecho diario: beber y conducir. Si bien la norma del código de circulación brasileño expresa la prohibición de conducir un vehículo ebrio o bajo la influencia de sustancias prohibidas, los principios corresponden a los valores morales en los que se basa nuestra sociedad.

Otro detalle curioso sobre este tema es que, a través de las nuevas normas expresadas por la sociedad y sus valores, la legislación ha sufrido varios cambios. Este es el caso de los derechos civiles, con leyes que han sido readaptadas con el fin de proteger más a las familias tradicionales, a las que están formadas por una sola persona y, más recientemente, a las que están constituidas por relaciones entre personas del mismo sexo.

Los principios en el ámbito jurídico

En cuestiones de interpretación del sistema jurídico, el punto de partida sólo puede ser el concepto de principios. Esto se debe a que la armonía interpretativa, la cohesión lógica y la unidad en la comprensión surgen sólo desde la perspectiva y el aspecto único de nuestro conjunto de principios.

Otro hecho importante es que, si bien la necesidad de principios es vital para el sistema, es cada vez más improbable que el campo legal sea sencillo, ya que la confianza en estos valores ayuda a garantizar una lógica más verdadera para la validación de los casos.

Por esta razón, los profesionales de la justicia deben recurrir siempre a sus principios a la hora de aplicar e interpretar las leyes más diversas, de modo que puedan adaptar las normas a cada caso de forma diferente.

Aunque la globalización de la economía avanza día a día, siempre están surgiendo nuevas cuestiones, especialmente las relativas a los derechos entre empresarios y trabajadores.

Finalmente, es importante saber que el objetivo de todo esto es permitir un menor costo para la producción nacional, beneficiando no sólo a los empresarios, industrias y propietarios de los medios de producción, sino también al propio trabajador y a la probable igualdad entre las relaciones laborales.

Deja un comentario