¿Qué es la apatía? ¿Qué significa esto? ¿Cómo se manifiesta?

Mucho más común de lo que podemos imaginar, el estado de apatía afecta a cientos de personas anualmente. Este estado de salud es muy grave, porque la persona alcanza un estado psicológico de completa indiferencia hacia absolutamente todo lo que le rodea. En estos estados mentales no hay motivación y el desgaste del cuerpo es notable.

El cansancio, el estrés, el aumento de la tristeza son emociones que sienten aquellos que son apáticos. Esta condición emocional literalmente agita toda la vida de una persona, a menudo haciéndola incapaz de llevar a cabo sus actividades diarias normalmente.

Aquellos que sufren de apatía pueden sentir varios tipos de malestar en el cuerpo físico, como debilidad muscular, falta de motivación y emoción e indiferencia total hacia todo lo que les rodea. No hay energía en estas personas que se sienten cansadas prácticamente todo el tiempo, el nombre dado a estas condiciones es letargo.

Entender lo que significa la apatía

De origen griego, la palabra apatía surgió de la apatía, donde la raíz de la palabra pathos significa todo «lo que afecta al cuerpo y al alma». Es el estado completo de indiferencia del cuerpo y del alma en relación a algún sentimiento. La persona literalmente no se emociona con ningún sentimiento.

Hay enfermedades que tienen la apatía como síntoma, en la depresión es muy común sentir este tipo de manifestación apática. Muchos de ellos reportan un agotamiento en el cuerpo físico, principalmente en el sistema nervioso, muy similar a un estancamiento.

Las personas que están pasando por períodos de apatía generalmente reportan una sensación de frialdad total y somnolencia excesiva. Las áreas visibles se ven afectadas como el miedo, el dolor, el placer y el deseo. Como consecuencia, el individuo se siente indiferente ante sus sentimientos y los de los demás.

La filosofía define la apatía como una falta excesiva de pasiones y afectos. Ya en teología, se trata de una separación completa de todos los bienes materiales. Para este tipo de pensamiento, la persona está sufriendo episodios de apatía porque está más distante de Dios o no tiene suficiente fuerza y fe para encontrar su propia fe.

En psicología esta apatía es una característica donde las reacciones del entorno afectivo están muy por debajo de los niveles medios de relación.

¿Qué es la apatía social?

Ese tipo de apatía ha estado muy presente en nuestra sociedad últimamente. Se relaciona principalmente con la falta de voluntad para luchar y protestar contra algo que ocurre en la sociedad, como la corrupción en la política y otros temas relacionados con la sociedad.

Para entender e ilustrar mejor este tipo de estado apático, es cuando varios individuos dejan de votar, porque creen que su voto no es tan importante para la dirección política del país.

¿Cómo se manifiesta la apatía?

Existen algunas causas más comunes que provocan estados de apatía en un individuo como el estilo de vida que cada uno tiene, los estados psicológicos no resueltos que cada uno tiene, como la depresión y las causas médicas, causadas principalmente por enfermedades como la tuberculosis, la meningitis y la deshidratación.

Síntomas

Tan pronto como la persona comienza a tener episodios de apatía, algunos síntomas comienzan a hacerse más visibles. Véase más adelante:

  • Cambios de humor;
  • Dolores de cabeza;
  • Baja inmunidad;
  • Tensión principalmente en la nuca y los hombros;
  • Problemas de sueño;
  • Variaciones del apetito;
  • Palpitaciones cardíacas;
  • Aumento o pérdida de peso;
  • Pensamientos negativos.

5 mejores tratamientos para deshacerse de la apatía

La apatía no nació con usted, por lo que es posible deshacerse de ella, necesitará tener un poco más de fuerza para que no afecte su vida.

Además de nuestra fuerza de voluntad, que es el punto de partida para comenzar algo en nuestras vidas, hay excelentes tratamientos que se pueden hacer para aquellos que sufren de este desagradable inconveniente.

Compruébalo a continuación.

1 – Identificar qué es lo que te hace apático

Este primer consejo es uno de los más difíciles de lograr, porque la mayoría de las personas no saben realmente lo que están dejando apático.

Adentrarse en uno mismo y descubrir las heridas que aún están abiertas, causando esta apatía, no es una tarea fácil. Para hacernos una idea, jugar con viejas heridas nos hace tener algunas nuevas.

Pero el consejo es que profundices y averigües qué es lo que te pasa, que te conozcas a ti mismo. Este autoconocimiento puede devolverte a la vida.

2 – Los problemas fueron hechos para ser resueltos

Tan pronto como encuentras las verdaderas razones de la apatía, es fácil hacer un plan para su curación. La primera pregunta que debe responder sobre su plan es cómo lo ejecutará.

Haga listas de cosas que realmente no le gustan y cómo cambiaría cada una de ellas. Entienda que pequeños cambios pueden hacer grandes diferencias.

3 – No caiga en la rutina

Vea si la causa de esta apatía no está presente precisamente en su vida diaria. ¿Es aburrido? ¿Qué tal si cambias tu rutina?

Dejar el trabajo y hacer alguna actividad de repente puede ser muy bueno para su salud mental. El ser humano necesita momentos de ocio y diversión para poder relajarse. ¿Te tomas unas vacaciones?

¿Qué tal si te vas de viaje con toda tu familia? Si no tienes uno, viaja solo.

4 – Haga ejercicios físicos

Los ejercicios físicos son excelentes para el cuerpo y el alma. Además de proporcionar más salud, ayudan a mantenerte más presente en la vida.

Le ayudan a salir de la rutina aburrida de su vida diaria.

Hay numerosos tipos de ejercicios físicos que se pueden hacer. Para los que les gusta levantar peso, el culturismo es excelente, ahora los que prefieren ejercicios más lentos, yoga y pilates pueden ser excelentes.

Recuerde que la única persona que puede elegir es usted mismo, así que no se deje influenciar por las opiniones de otras personas.

Si haces un ejercicio físico sin disfrutarlo mucho, se convertirá en una obligación más en tu día a día.

5 – Busque ayuda profesional

Independientemente de lo que elija para detener su apatía, consultar con un profesional especializado es una excelente alternativa.

Están entrenados para servir a la gente precisamente en estas situaciones de apatía. Recuerde, sólo el médico puede decirle cuál es el mejor medicamento.

Nunca se automedique, porque las consecuencias serán mucho peores. No te desanimes, porque hay fases que se consideran malas, pero que son totalmente temporales.

Cuando pasamos por una mala fase, lo mejor está por venir.

Deja un comentario