Paradigma

El paradigma no es más que un patrón que debe seguirse. Es un molde de prácticas y acciones adoptadas en ciertas situaciones.

Es una unión de principios que se originaron a partir de un estudio científico o de una teoría determinada, formando modelos o patrones que sirven como arquetipos para futuras investigaciones y actitudes.

Este término trae el origen griego, que significa «modelo o patrón a seguir». Según la definición de Merriam-Webster, originalmente, la pregunta gramatical se utilizaría refiriéndose sólo a parábolas o fábulas en los paradigmas.

El paradigma explicado por los físicos

Generalmente, los paradigmas sirven como guía para un individuo o un grupo en particular. Esto sigue ciertas normas, estableciendo límites para las actitudes de las personas.

Ferdinand de Saussure, un erudito en el campo de la lingüística, utilizó el término principalmente para ejemplificar el primordium de la teoría del signo lingüístico. Esta teoría alude a la relación establecida entre elementos lingüísticos y signos.

Los paradigmas, por las ideas de Saussure, son considerados como una unión de elementos que se relacionan con el lenguaje y componen las acciones adoptadas en ciertos ambientes dentro de un contexto.

Tomas Kuhn, un famoso físico que contribuyó significativamente al desarrollo de la ciencia, especialmente en los sectores de la historia y la filosofía, dijo en el libro «Structure of Scientific Revolutions» (Estructura de las Revoluciones Científicas) que los paradigmas son modelos en los que los individuos de una determinada comunidad científica pueden reflejarse, orientarse y participar en futuras investigaciones.

Hoisel, otro físico igualmente famoso, relacionó el paradigma con los valores, conceptos, creencias, supuestos y técnicas compartidos por los miembros de las comunidades científicas.

Hoisel, en la obra Anais de Um Simpósio Imaginário, reafirma que, a partir de la aceptación de un determinado paradigma, se establece una forma particular de cuestionamiento.

Esto refuerza el concepto de Heisenberg -otro físico- que insistió en demostrar que el experimento científico no tiene como punto de partida las implicaciones de la naturaleza, sino los conceptos como reflejos de la forma visionaria particular de cada uno de los científicos.

 Comunidades científicas

A lo largo de nuestra historia se han realizado algunas observaciones e investigaciones, pero muchas veces -como se puede observar- no se han adaptado, produciendo contradicciones extremas con el paradigma vigente. Esto terminó dando lugar a un nuevo paradigma.

Esto, a su vez, se formó cuando las comunidades científicas renunciaron simultáneamente a la credulidad en la mayoría de los artículos y libros que encarnaban al antiguo. Dejaron de considerarla como un objeto plenamente adecuado para el voto científico.

El interaccionismo simbólico es el nombre de la metodología con la que se estudian las relaciones socio-históricas y sociales de las distintas comunidades científicas.

Autores como Erving Goffman y Thomas Szasz, por ejemplo, terminaron investigando cómo se desarrollaban las relaciones interpersonales en instituciones con conocimientos psiquiátricos.

El capital invertido y la materialidad de las jerarquías de las organizaciones científicas poseían un poder tan superior como el de la lógica que guiaba la investigación científica y avalaba las expresiones ideológicas a las que se refería Karl Marx en la relación de la superestructura con la infraestructura económica que, técnicamente, debía organizar las sociedades.

La pregunta que nos hacemos hoy, especialmente en el campo de la salud social -donde no sólo se enfrenta la concepción biológica de la salud- es si existe la posibilidad de romper con el reduccionismo, el positivismo y el mecanismo que constituía la medicina global sin el límite de las creencias científicas, renunciando a los logros tecnológicos de esta ciencia.

Paradigmas educativos

Se refiere a una acción de carácter pedagógico que enfatiza el aprendizaje crítico, en el que el desarrollo del conocimiento está, de alguna manera, relacionado con la forma en que se imparten las asignaturas.

Los métodos de enseñanza adoptados por los profesores influyen negativa o positivamente en la absorción de los contenidos por parte de los estudiantes. En resumen, un paradigma educativo significa que se ha adoptado un modelo o norma pedagógica para ser seguida por los profesores de una institución determinada.

Siempre hay que tener en cuenta que la mejora de los paradigmas acaba constituyendo nuevos modelos de aprendizaje/enseñanza. Estos priorizan el aprendizaje más crítico que necesita resultar en un cambio positivo y significativo en el estudiante.

Basado en este principio, la forma en que el estudiante aprendió en el pasado ni siquiera puede compararse con los nuevos métodos. El paradigma de estilo más conservador y tradicional no denota el gran progreso o eficiencia del proceso.

 El paradigma cartesiano

Este paradigma defiende la precisión de dividir un proceso dado en un número «x» de partes. También aboga por que se lleven a cabo estudios individuales para cada seguimiento.

Un buen ejemplo es el de un individuo que, para poder operar ciertas máquinas, necesita conocerlas por partes. Se trata de entender las características, así como el papel de cada uno de sus componentes.

El paradigma de programación

Puede definir cómo el programador puede enfrentar los desafíos y la metodología que utilizará para enfrentarlos. Para ello, deberá seguir unos moldes predeterminados para estructurar un determinado programa.

El paradigma de programación se divide en 4 grupos. Se definen en función de la dificultad de las técnicas prohibidas o permitidas en cada uno de los programas.

Los principales grupos de paradigmas de programación son:

  • Paradigma obligatorio;
  • Paradigma declarativo;
  • Paradigma orientado a objetos;
  • Paradigma funcional.

Algunos otros paradigmas

Paradigma holístico

Es un defensor de los fenómenos que ocurren como un todo. Estos fenómenos necesitan ser estudiados dentro de una totalidad, para ser entendidos también como un todo.

Paradigma de complejidad

También es reconocido como un pensamiento complejo. Su objetivo es definir el desafío o la complejidad de las formas y disciplinas científicas.

Este término es bien utilizado:

  • En lingüística;
  • En filosofía;
  • En pedagogía;
  • En clima;
  • En epistemología;
  • En economía;
  • En matemáticas;
  • En estadística;
  • En psicología;
  • En informática;
  • En sociología;
  • En biología;
  • En medicina;
  • En el área de la informática;
  • En física;
  • En química.

Paradigma social

Este paradigma se relaciona con la teoría que afirma que las distintas áreas del conocimiento pueden tener incertidumbres y certezas que abren nuevas direcciones, además de permitir el desarrollo del pensamiento crítico.

Paradigma laboral

Se refiere a la práctica en el trabajo. Se refiere principalmente al valor de un empleado en relación con el conocimiento de una determinada tarea.

Esto termina influyendo en la igualación de los salarios de los empleados que, por casualidad, desempeñan la misma función.

De acuerdo con las normas establecidas en el artículo 461 de la Consolidación de las Leyes Laborales (CLT), la reunión de sus paradigmas debe ser seguida por el empleador en relación con las cuestiones de remuneración de los empleados que ocupan el mismo cargo.

Determina la ley que, en lo que se refiere a la práctica de la igualdad de funciones en el mismo lugar, la remuneración debe ser igual, sin distinción de sexo, edad o nacionalidad.

Deja un comentario