Significado del oro

Es un elemento químico metálico, considerado noble porque es uno de los pocos metales que sufre poca o ninguna oxidación. Puede encontrarse en rocas (en pequeñas cantidades), ríos y arroyos, o en grandes depósitos en lugares específicos alrededor del mundo.

La palabra Oro proviene del latín Aurum, que significa «brillante» y su símbolo en la tabla periódica es la Au, siendo su número atómico 79 y su masa atómica 197.

El origen del oro

El oro apareció en el espacio hace más de 5.000 millones de años, incluso antes de que existiera el planeta Tierra. Este fenómeno se produjo a través de violentas explosiones estelares, llamadas supernovas, que no sólo transportaban oro, sino también otros tipos de metales importantes.

El proceso de consolidación de supernovas

Las estrellas están constituidas principalmente por hidrógeno (H), que es el elemento más simple y ligero, responsable, junto con la gran presión gravitacional, de hacer brillar la estrella.

Durante millones de años, las fusiones producidas por la presión gravitacional transformaron el hidrógeno (H) de las estrellas en elementos más pesados, como el helio (He), el carbono (C) y el oxígeno (O), quemando los elementos subsiguientes cada vez más rápido, hasta que llegó la producción de hierro y níquel.

Al producir estos elementos, la fusión nuclear sufrió una repentina falta de energía, y la presión del núcleo de la estrella se debilitó. Así, las capas externas colapsaron en el centro de la estrella y luego fueron expulsadas de nuevo, debido a la repentina inyección de energía, haciendo que la estrella explotara, dando lugar al fenómeno de la supernova.

Imagen representativa de una supernova

La presión de la explosión de la supernova fue tan intensa que los protones y electrones fueron forzados a combinarse para formar neutrones, los cuales son fácilmente capturados por el grupo de Hierro porque tienen carga cero.

Estas capturas múltiples de neutrones permitieron la formación de elementos más pesados, que la estrella no podría formar en sus circunstancias normales. Son: plata, oro, plomo y uranio.

Una vez explotadas, estas ondas de choque esparcieron diminutas partículas de oro y otros metales por todo el universo a 110 millones de kilómetros por hora, dispersándolas a través del primitivo sistema solar.

Cuando esta nube de escombros se compactó, el oro estaba fijado en las rocas del planeta Tierra, que aún estaba en formación.

Pequeños fragmentos de oro atrapados en la roca

Características y propiedades del oro

El oro se considera un metal noble porque tiene una oxidación muy baja, a diferencia de otros metales como el hierro. Esto aumenta su vida útil y su calidad, de modo que no sufre corrosión, incluso cuando está expuesto a elementos como el agua y el aire.

Es también el metal con mayor maleabilidad y ductilidad. La maleabilidad del oro permite, por ejemplo, que con sólo 100 gramos, una persona pueda estirarlo, formando un alambre de hasta un kilómetro de largo.

Su ductilidad permite que con la misma cantidad de oro, una persona pueda producir una hoja extremadamente delgada con una medida de 30×30 centímetros, lo que representa excelentes características de durabilidad y manejo.

Oro en su estado natural

Dónde se puede encontrar oro

Hasta el día de hoy, los depósitos de oro son pequeñas partículas aisladas en las rocas de la tierra y se pueden encontrar en muchos lugares. Sin embargo, los mayores yacimientos de oro están dispersos en algunas partes específicas del mundo, como el sur de Australia, China, Sudáfrica, Perú y el oeste de los Estados Unidos.

Los diferentes usos del oro

Debido a sus diferentes características y cualidades, el oro se implementa en varios usos, tales como:

  • Joyería: son famosos no sólo por la demanda, sino también por la calidad y el diseño que este metal proporciona en la producción de las piezas;
  • Moneda: En la antigüedad, el oro se utilizaba como moneda única en varios países, y hoy es reemplazado por el dinero. Sin embargo, en algunos bancos, el oro todavía se utiliza como garantía de valor;
  • Dispositivos electrónicos: el oro es también un excelente conductor de corriente eléctrica, por lo que se utiliza repetidamente en dispositivos electrónicos como los teléfonos inteligentes
  • Satélites: Las películas de oro delgadas pueden reflejar un gran volumen de radiación solar, por lo que se utilizan en los satélites para controlar la temperatura.
  • Gastronomía: hoy en día, en la gastronomía de lujo, es común comer polvo o copos de oro, que aparecen como detalles decorativos (y comestibles) en postres y otros platos.

La medida de quilates para el oro

La medida del quilate se refiere al peso de las piedras preciosas, como los diamantes. Sin embargo, para el oro, el quilate representa su pureza.

El oro de 24K (quilates), por ejemplo, se considera oro puro – u oro fino – es decir, en una joya de 24K, 24 de sus 24 partes son de oro. Sin embargo, como el oro es extremadamente maleable y suave, se vuelve muy frágil para la producción de piezas. Por lo tanto, generalmente se funde con otros metales.

Así, una pieza de oro de 18K, por ejemplo, consta de 18 partes de oro, y sus otras 6 partes están formadas por otros metales, como la plata y el cobre.

Deja un comentario