Gratitud: definición, origen y significado

La palabra gratitud ha sido ampliamente usada últimamente como una forma de decir gracias por alguna amabilidad, ayuda o favor recibido. Para hacerse una idea, esta palabra es una de las más utilizadas en las redes sociales. Vamos a entender de dónde vino y por qué comenzó a ser utilizado aquí en Brasil? Que tengas una buena lectura!

Alrededor de 1.1 millones de personas están mencionando el hashtag de gratitud en este momento al leer este artículo. Fechas conmemorativas como Navidad y Año Nuevo por ejemplo, este número puede duplicarse.

Expresar un sentido de reconocimiento por algo bueno que nos ha pasado es muy bueno para la salud en general. De este gesto nacen sentimientos como la amistad, la fidelidad y el amor, las personas que sufren de depresión pueden beneficiarse de esta práctica de dar gracias.

El uso de esta palabra debe ser en el sentido de expresar agradecimiento sin recibir nada a cambio. De hecho, no hay intercambio! Esto hace que la persona que provocó el bienestar se sienta muy feliz, y sin preguntar, terminó recibiéndolo también.

¿Qué es la gratitud y de dónde viene esa palabra?

La palabra gratitud viene del latín gratitudine y en inglés significa reconocimiento por algo beneficioso que te ha pasado. De hecho, esta es una de las cualidades de la persona que está agradecida, puede reconocer los beneficios recibidos.

Según el investigador más importante en la materia, el científico Dr. Robert Emmons, hay dos componentes importantes que son responsables de generar sentimientos positivos tanto en la persona que expresa el sentimiento de gratitud, como en la persona que recibe.

  • Reconocer que hay cosas buenas y positivas en el mundo y que estos beneficios y dones pueden llegar a usted;
  • Reconocer que este sentimiento sólo es posible si hay humildemente una pequeña dependencia de otro ser que nos ayuda a ser mejores.

Es a partir de estos dos importantes componentes que se puede decir que este sentimiento tiene una importante conmoción social y que sólo existe si realmente tiene el intercambio con otra persona, ser o filosofía de vida.

¿De dónde vino la palabra?

Se cree que la palabra gratitud ha surgido de filosofías orientales como el Yoga y el Budismo Zen. Incluso para las personas que practican estas enseñanzas, ser agradecido es algo completamente natural.

¿Cómo funciona estar agradecido?

Tener este sentimiento de gratitud es algo que trasciende nuestro conocimiento racional. Es un estado de ánimo donde es posible, donde no hay relación sólo con los buenos acontecimientos. Es posible estar agradecido por eventos no tan agradables.

Por lo general, tener esta sensación en situaciones desagradables es reconocer que se puede aprender alguna lección en este momento.

Las personas que sufren de depresión tienden a ver la vida de una sola manera y en la mayoría de ellos, negativamente. Al desarrollar la gratitud por los hechos de la vida, ya sean buenos o malos, la tendencia a la disminución de la tristeza es enorme.

Cada vez hay más investigaciones que indican que las personas agradecidas sufren menos.

Beneficios observados con la práctica de la gratitud

Se observan muchos beneficios en personas de cualquier edad que comienzan a practicar la gratitud. Esta emoción social y fortalecedora permite establecer relaciones.

Los beneficios más evidentes están en los aspectos físicos, emocionales y sociales.

Hemos hecho una lista para que veas cuáles son los beneficios que se han observado. Echa un vistazo:

Beneficios físicos

  • Mejorar y fortalecer el sistema inmunológico
  • Presión arterial baja;
  • Reducción del dolor en el cuerpo físico;
  • Sueño tranquilo y regular.

Beneficios sociales

  • Tendencia positiva a perdonar más fácilmente;
  • Aumento de la generosidad;
  • Disminución de la sensación de soledad;
  • Mayor disposición para hacer nuevos amigos;
  • Mejora la autoestima.

Beneficios psicológicos

  • Concentración mejorada;
  • Mejor disposición y concentración;
  • Aumento de los sentimientos de felicidad y optimismo;
  • Aumento de los niveles de emociones positivas.

5 consejos para que empieces a practicar la gratitud

Todo lo que hacemos como práctica puede convertirse en un hábito si tenemos disciplina. Para empezar a practicar la gratitud y convertirla en un hábito, sólo siga los consejos que le daremos a continuación.

Hemos enumerado 5 consejos muy especiales para ayudarle a tener este sentimiento en su vida. Esperamos que lo disfruten!

1 – Creer en algo

Creer en algo no se trata sólo de filosofías religiosas. Los estudios señalan que cuando creemos en algo y le informamos cuando ocurren situaciones, el cerebro crea conexiones de esperanza y fe.

Esto puede ser un excelente detonante para que experimentes este sentimiento de gratitud.

2 – Llamar a los seres queridos

Haga una lista de todas las personas con las que le gustaría hablar y trate de hacer una o dos llamadas a la semana para averiguar cómo les va. Esta llamada debe ser regada con mucho amor y sentimientos fraternales.

Evite hacer llamadas telefónicas para pelear con alguien o tener un desacuerdo. El enfoque está en convertirse en una persona agradecida.

3 – Trate de hacer trabajo voluntario

Sí, el trabajo voluntario es muy importante para aquellos que están experimentando un problema en la vida.

Las investigaciones han demostrado que cuando estamos en contacto con personas en situaciones menos favorecidas que las nuestras, el surgimiento de la solidaridad y la fraternidad es más fácil.

4 – ¿Qué tal si hablamos con el autor?

¿Recuerdas ese libro que estás leyendo y que de alguna manera terminó tocándote de una manera muy positiva? Entonces, ¿qué tal si de repente le escribes al autor y le das una respuesta positiva?

Estará muy contento! Y no creas que es difícil ponerse en contacto con él de esa manera! Las redes sociales están ahí para acortar el camino.

5 – Construir lazos de amistad positivos

¿Pueden la ingratitud y los sentimientos negativos estar directamente relacionados con el tipo de amistad que has conocido?

Analiza tu red de amigos, ¿cómo son?

¿Son más propensos a estar agradecidos o no? Si la respuesta es no, y quieres construir sentimientos nobles dentro de ti mismo, creo que es hora de hacer nuevos lazos, ¿qué opinas?

Sé que puede llevar un tiempo hacer una nueva amistad, pero si vale la pena, ¿cuál es el problema? Incluso si lleva tiempo, serán lazos duraderos.

Deja un comentario