Flor de loto

¿Sabías que la flor de loto es considerada uno de los símbolos más antiguos y profundos que existen? También conocida como la «flor sagrada», la planta acuática que florece en el agua tiene una fuerte conexión con la espiritualidad de muchas culturas, como el budismo y el hinduismo, doctrinas de países orientales como la India, Japón y Egipto.

Para los que no lo saben, la flor de loto es una especie de nenúfar que echa raíces en el barro de lagos y ríos y, cuando brota, sube a la superficie, floreciendo en un espectáculo de enorme belleza. Además, la planta también tiene la capacidad de autolimpiarse, es decir, de limpiarse a sí misma, eliminando el barro y el barro de sus pétalos, razón por la cual se la asocia comúnmente con la evolución espiritual humana.

¿Quieres entender mejor lo que eso significa? Continúa leyendo este post y comprueba el significado de la flor de loto, en las más diferentes culturas y colores!

¿Qué significa flor de loto?

La flor de loto -o loto sagrado, loto indio y loto egipcio- significa pureza espiritual, perfección, paz, sabiduría, sol, energía, prosperidad, fertilidad, renacimiento, nacimiento, sensualidad y sexualidad.

Se representa con ocho pétalos que se asocian con las ocho direcciones del espacio, considerado un símbolo de armonía cósmica, por lo que aparece con frecuencia en los mandalas. El simbolismo de la planta se utiliza de diferentes culturas, como el hinduismo, el budismo y la sabiduría griega, que cuentan diferentes historias y leyendas para explicar el origen de la flor:

En el hinduismo

En la doctrina hindú, la flor de loto representa el crecimiento espiritual. Los indios creen que la flor contiene el secreto de la belleza interior, que es «vivir en el mundo sin estar conectado con su entorno».

Para ellos, la formación física de la pequeña planta, es decir, su nacimiento en el lodo de lagos y ríos y hasta que alcanza la superficie limpia y pura para florecer, es similar a la evolución espiritual de la humanidad, que también tiene la capacidad de evolucionar, liberándose de todas las dificultades, hasta que finalmente «florece».

Y los hindúes cuentan una hermosa historia por la simbología de la flor de loto dentro de la cultura. Cuenta la leyenda que un día cuatro hermanos (Tierra, Fuego, Aire y Agua) estaban sentados a la orilla de un árbol hablando, en un raro momento en que podían estar juntos, por la ocupación de cada uno con sus trabajos y el cumplimiento de la ley divina, y recordaron cuán ingrata era la humanidad por no valorar la vida.

En ese momento, en lugar de castigarla, decidieron dejar al planeta un recuerdo de ese raro encuentro, algo que aportaría la esencia de la contribución de cada elemento a la armonía del mundo. Pronto, al observar el lago, decidieron concebir una planta con raíces fijadas a la tierra, que crece en medio del agua y alcanza su plenitud en el aire.

El suelo hizo todo lo posible para alimentar las raíces, mientras que el agua contribuyó proporcionando la linfa necesaria para el crecimiento del tallo. El viento ayudó a atraer la brisa a la planta, limpiándola y llevándola a la superficie. El fuego terminó promoviendo el calor del sol, que alimenta y florece la flor. En resumen, la hermosa obra de los cuatro hermanos dejó a los hombres un recuerdo puro de la creación y de la perfección que el hombre puede alcanzar.

En el budismo

También considerado un símbolo de la evolución espiritual en la cultura budista, la historia dice que Siddhartha, antes de convertirse en un Buda, dio siete pasos en la Tierra, y de cada uno de ellos surgió una flor de loto. En este caso, cada flor significa un paso hacia el crecimiento espiritual. Es por esta razón que en las religiones asiáticas, las representaciones de las deidades están usualmente sentadas en una flor de loto.

En la meditación, la extensión de la vida espiritual se llama Dhyana. El nivel de apertura de los pétalos de la flor representa la etapa de la evolución espiritual de cada persona. Además, en la cultura budista, la flor de loto también representa la pureza de la mente y del cuerpo, y el agua turbia que la acoge está relacionada con el apego y los deseos carnales, mientras que la flor prístina que florece al final del proceso en busca de luz es la promesa de pureza y crecimiento espiritual.

En la práctica del Yoga, la posición de Lotus (Padmasana), también más tradicional en la meditación, en la que la persona sentada entrelaza sus piernas y pone sus manos sobre sus rodillas, también busca representar las imágenes de los budas sentados en flor.

En la sabiduría griega

En Egipto, la flor de loto simboliza el origen de la manifestación o creación, es decir, el nacimiento y el renacimiento, por el hecho de que sus pétalos se abren y cierran al moverse el sol. La planta se representa como el ombligo del Dios Vishnu.

De la llamada flor de Vishnu, se dice que habría nacido otra deidad, Brahma, el Creador de los hombres y del cosmos. Es por esta razón que es bastante común encontrar dentro de las pirámides y palacios del Antiguo Egipto la representación de estas flores que representan el renacimiento.

Sin embargo, la flor de loto también simboliza al Dios Ra, es decir, «Dios del Sol», ya que, al atardecer, sus pétalos se cierran y se junta de nuevo en el agua, abriéndose de nuevo por la mañana. Además, la flor también representa en esta cultura los deseos no revelados.

Cuenta la leyenda que los lotofagos, que vivían en una isla cercana al norte de África, se alimentaban de plantas y flores de loto que tenían efectos narcóticos y alucinógenos, haciendo que los que las consumían sufrieran síntomas de amnesia y de sueño tranquilo.

En el poema épico conocido como La Odisea de Homero, hay un episodio en el que tres hombres -entre ellos Ulises, el héroe de la narración- son enviados a la isla de los lotofagos para investigar la flor. Después de comerlo, como hacían los nativos, los compañeros de Ulises olvidaron volver al barco. Más tarde, después de poder rescatar a los hombres y llevarlos de vuelta, Ulises tuvo que atarlos al barco para que no pudieran volver a la isla.

En definitiva, la moraleja de la historia es la creatividad y el conocimiento del ser humano demostrado por Ulises, ya que la amnesia provocada por el consumo de la flor de loto se considera algo que mucha gente quiere: la posibilidad de renacer, empezar de nuevo y borrar el pasado.

Los colores de las flores de loto: ¿qué simbolizan?

En cuanto al significado de los colores de la flor de loto, cada uno de ellos tiene un simbolista diferente en cada cultura:

Blanco

Representa la pureza y perfección de la mente, el cuerpo y el espíritu. Este color puede mejorar la paz de la naturaleza y la pureza total. En general, se simboliza con ocho pétalos, y tiene la característica de mantener su calor interno a 35 °C, similar a la temperatura normal del cuerpo humano. Las semillas de la flor de loto blanco pueden permanecer hasta cinco mil años sin agua, esperando las condiciones ideales para germinar.

Rosa

La flor de loto rosa simboliza a Buda, la deidad más alta del budismo, a diferencia de la blanca, que representa a los otros dioses dentro de esta filosofía.

Azul

Representa el triunfo del espíritu sobre las cosas materiales, resultando en la perfección de la sabiduría, la inteligencia y el conocimiento. Este brote nunca revela su interior, porque casi siempre está totalmente cerrado.

Rojo

Significa todos los sentimientos positivos relacionados con la naturaleza del corazón, es decir, la pasión, la compasión y el amor. Por esta razón, es conocida como la flor del Buda de la Compasión, la Avalokitesvara.

¿Qué significa un tatuaje de flor de loto?

Los tatuajes de la flor de loto representan el sentido de renacimiento, pureza, evolución espiritual, siendo la elección perfecta para las personas que han logrado superar una fase difícil y quieren marcar el cuerpo con un diseño que represente bien su victoria y sus cambios.

La idea es encontrar el hecho de que la flor se eleva en el barro y florece maravillosamente a la luz del sol, sin ensuciarse. La flor es ampliamente utilizada en tatuajes con diferentes significados asociados a la simbología de cada color, como hemos dicho antes.

Además, el dibujo también puede mezclarse con otros para llevar más lejos el significado. En Japón, por ejemplo, la flor de loto suele tatuarse junto con el pez koi, lo que también significa fuerza e individualidad.

¿Te gustó ese artículo? Luego compártelo en tus redes sociales para que tus amigos también puedan leerlo!

Hasta el próximo…

Deja un comentario