Drift: traducción, significado y cuándo apareció?

Para los navegantes y curiosos, nuestro artículo sobre la deriva acelerará aún más su pasión por los motores, la adrenalina y la velocidad. Ven con nosotros, porque tu origen, consejos de conducción y las técnicas más utilizadas están bajo tu control a partir de ahora.

Acerca de drift

Pocos pueden imaginarlo, pero la técnica de deriva tiene un gran diferencial. Esto se debe a que, a diferencia de lo que muchos conductores piensan, el acto de ir a la deriva es el duelo de vehículos donde la mayor velocidad no es sólo la principal, sino una especia extra para superar los límites y mostrar la experiencia del conductor.

En el modo con efecto y acción de deriva, otros factores también son importantes para la máxima utilización de la máquina, como por ejemplo:

  • Velocidad en la entrada de la curva;
  • Estilo de la competencia;
  • Ángulo de ataque de la curva;
  • Pendiente relativa al trazado de la vía
  • Estabilidad del vehículo
  • Optimización del par.

De esta manera, podemos decir que, en la deriva, cuanto mayor sea la inclinación del coche, mejor será el resultado estético de la maniobra.

Otro detalle vital es que la velocidad de entrada en las curvas determina la intensidad del derrape. En casi todas las competiciones, también hay puntos de recorte, que actúan como faros y pueden ser conos colocados a lo largo de la pista.

Así, el comité de jueces se queda con parámetros ideales para analizar qué maniobras fueron perfectas. En otras palabras, cuanto más cerca esté la maniobra de los goles, mayor será la puntuación alcanzada por el piloto.

La fuente

La competición de drift fue creada en los años 70, en tierras japonesas, como un deporte inicialmente practicado más por pilotos aficionados locales.

Lo que ayudó en este formato de competición fue el hecho de que Japón tiene carreteras mucho más cortas y estrechas, lugares públicos y carreteras que las europeas y norteamericanas.

También fue la policía la que hizo que los participantes a la deriva en las zonas montañosas. Con la ausencia de movimiento y sus curvas cerradas, el trabajo del derrape creó las famosas y espectaculares maniobras.

En ese momento, el nombre del piloto Keiichi Tsuchiya ganó relevancia y aseguró uno de los videos de las carreras a la deriva, ganando la web y ganando fans de todo el mundo, inspirando y ganando nuevos fans de este deporte.

Con esta admiración, la práctica de deportes comenzó a ganar más organización y la creación de varias federaciones. En 1988, esto resultó en el primer campeonato oficial a la deriva, también en Japón.

Aún así, no fue hasta 1996 cuando los Estados Unidos celebraron su primera competición. A partir de entonces, todo se convirtió en una fiebre mundial, tanto por la manía como por la belleza y la estética de los coches en las carreras más variadas, en las pistas o en las calles.

La preparación básica

Si todo no se basa en la velocidad, ¿qué preparación necesitan tener estos coches dritft para la práctica de este deporte? Lo más importante aquí es la tracción trasera eficiente, aunque algunos vehículos también cuentan con tracción delantera para participar en las manijas a la deriva.

Sin embargo, estos coches pueden no realizar las maniobras con la misma técnica, porque los diferenciales tienen que estar bloqueados y los neumáticos tienen que ser duros. Esto asegura un menor agarre y un deslizamiento más fácil.

La deriva en Brasil

Incluso con su primera organización en 1988, la organización de la primera carrera de deriva en Brasil llegó mucho tiempo después de su prominencia con la llegada de la puesta a punto, juegos y películas sobre el tema, como «Fast and Furious: challenge in Tokyo».

Con la divulgación aquí, la deriva también ganó artículos en revistas y periódicos y documentales que hicieron del deporte una fiebre nacional en foros y clubes específicos.

Principales técnicas

Ha llegado el momento de que aprendas a jugar con tu coche como las grandes bestias de la deriva. Tanto si se trata de la tracción trasera como de la tracción delantera, la llamada «power sliding», la técnica de deriva pretende llevar a cualquier vehículo más allá de sus límites.

Y para que cada técnica funcione y saque el máximo provecho de la potencia, es necesario aprender a equilibrar la velocidad y el ángulo de entrada en las curvas, vinculando las acciones a la inercia y creando un golpe perfecto. Entre los muchos pasos que usted necesita saber para la deriva ideal, sepa que hay varias técnicas para que su coche viaje de lado.

A continuación, vea nuestra lista de algunas de las formas más eficientes para que usted pueda iniciar una deriva y cómo hacerlo de manera eficiente y con todo el control posible.

Deriva básica

Antes de que aprendas a ir a la deriva, todo comienza con la forma en que haces los giros. Aunque ocurra en el momento en que la parte trasera pierde el agarre en el momento de un giro, hay varias maneras de que esto ocurra.

En los vehículos con tracción trasera, puede controlar la aceleración para equilibrar el ángulo que desea en una deriva. Esto significa que forzar a un coche durante un giro es un requisito básico para ganar a la deriva.

Así que para evitar que pierda el control de las máquinas, gire la máquina en sentido contrario a las agujas del reloj, suavemente y con precisión, equilibrando la potencia de la aceleración y manteniendo el acto de deriva.

Lo importante para esto es mucho entrenamiento hasta que el equilibrio esté bajo tu control, porque como los coches son muy diferentes entre sí, practica mucho para ayudarte a encontrar tu estilo.

Poder sobre

Para encontrar el ángulo ideal, la deriva se consigue sólo por aceleración. En otras palabras, significa que puedes pisarlo y dejar que el coche se vaya por inercia. Como ejercicio, también vale la pena girar en círculos para que la técnica sea precisa.

Por lo tanto, al dominar su coche, será una extensión de su cuerpo, facilitando una serie de factores más difíciles en las carreras a la deriva!

Drop Dirt

Una de las técnicas más difíciles en las carreras de derrapes, la caída de tierra comienza cuando dejas que sólo las ruedas traseras pasen a través de la suciedad de la pista, ganando ángulo para la maniobra e incluso aumentando la velocidad en el giro para facilitar el movimiento.

Vale recuerda que esta técnica es más segura sólo en carreteras sin barreras y materiales que contribuyen a la pérdida de tracción en las ruedas.

Esta habilidad es ampliamente vista en los corredores de rally que compiten en el circuito mundial organizado por el Campeonato del Mundo de Rallyes (WRC).

Deja un comentario