Características del comunismo

El comunismo consiste en una doctrina política y económica cuya ideología defendía el «estado natural», es decir, defendía una sociedad igualitaria que extinguiría la propiedad privada para que todos tuvieran los mismos derechos.

Desde la antigüedad, y más concretamente desde la prehistoria, se han puesto en práctica los principios comunistas.

Durante este período, lo que entonces se llamaba comunismo primitivo tenía por objeto satisfacer las necesidades de todo el grupo, sin preocuparse por la acumulación de bienes.

Todo pertenecía a todos y la preocupación por mantener a toda la sociedad en condiciones de vida dignas era más importante que el interés por los bienes materiales.

En la bandera del comunismo, el rojo representa la sangre del martirio sufrido por los trabajadores, la hoz representa a la clase obrera agrícola y el martillo representa a la clase obrera industrial. La estrella de cinco puntas representa tanto a los cinco continentes como a los cinco grupos de la sociedad comunista: campesinos, trabajadores, ejército, intelectuales y jóvenes.

Echa un vistazo a un resumen de las principales características del comunismo:

1. El régimen comunista estaba en contra de la propiedad privada

Una de las ideas principales del régimen comunista estaba directamente relacionada con los medios de producción: las fábricas, las minas, etc. deberían estar a disposición del público para que los productos fueran propiedad común de todos los ciudadanos.

Según la filosofía comunista, si todos tuvieran acceso a los bienes producidos, se eliminarían las desigualdades y desaparecería la oposición y la rivalidad entre clases y grupos sociales.

El régimen comunista promovió una sociedad sin clases sociales y estaba a favor de la propiedad común de los medios de producción.

2. El comunismo no apoyaba la existencia de diferentes clases sociales

El comunismo consideraba que la sociedad no debía dividirse en clases sociales.

La teoría comunista defendía que todos debían trabajar y compartir todo lo que se lograba con su propio esfuerzo, para que la convivencia entre los ciudadanos fuera igualitaria.

El resultado de lo que se produjo debe dividirse entre todos los miembros de la sociedad. Todas las personas deben tener los mismos derechos.

El objetivo principal del comunismo era lograr la igualdad de derechos.

3. La doctrina comunista apuntaba al fin del capitalismo

Los comunistas creían que el capitalismo fomentaba la desigualdad y la injusticia social porque el trabajo se utilizaba como si fuera algo comercializable.

Mientras se desarrollaba el sistema capitalista, una gran parte de la población vivía en una situación de extrema pobreza y miseria.

La burguesía poseía los medios de producción y, en consecuencia, la mayor parte de la riqueza generada.

Así, al proletariado le quedaba sólo su propia mano de obra, que era vendida como mercancía a los poseedores de capital.

En las fábricas, los trabajadores eran mal pagados y a menudo tratados como sirvientes.

El comunismo abogó por la superación del capitalismo a través de una revolución que dio poder a los trabajadores para que, de esta manera, el conflicto entre los ciudadanos llegara a su fin.

Aprenda más sobre el significado de la burguesía y el proletariado.

4.  El comunismo estaba subordinado al socialismo

Según la teoría de Karl Marx, el comunismo era visto como la etapa final de un proceso evolutivo de la sociedad.

La filosofía de una sociedad igualitaria tenía al comunismo como el resultado de una secuencia evolutiva a través de la cual debía pasar la historia de la humanidad.

La primera fase de esta secuencia contemplaba el sistema capitalista, que buscaba aumentar cada vez más la productividad, siempre teniendo en cuenta factores como la competencia.

El capitalismo tenía como objetivo el lucro y la acumulación de riqueza a través de la propiedad privada, es decir, el lucro de la producción se centralizaba en las manos de los dueños de las empresas.

En un segundo momento, la sociedad debe implementar el socialismo, renunciando así a la lógica de la propiedad privada y consecuentemente a la división de la sociedad en clases sociales.

A diferencia del capitalismo, el socialismo abogaba por una distribución equilibrada de la riqueza y la propiedad, reduciendo la brecha entre ricos y pobres.

Aprenda más sobre la propiedad privada.

Según los principios socialistas, los bienes producidos se distribuirían a cada uno según su propio trabajo y esfuerzo.

Sólo después del fin de la propiedad privada y la implementación del socialismo el poder será entregado al pueblo, poniendo fin a los abusos impuestos por el capitalismo y la sociedad emancipadora:

Finalmente, con el sistema socialista ya establecido, se aplicaría el régimen comunista y luego se distribuirían los bienes por igual.

Con este sistema de distribución, la existencia de un estado con un gobierno de control ya no sería necesaria.

Mientras que el socialismo fue considerado por Karl Marx como una fase transitoria y abogó por un retiro gradual del capitalismo, el comunismo estaba a favor de un retiro a través del conflicto armado como una forma de acción.

Ver más sobre el comunismo y el socialismo.

5. Los bienes producidos se distribuirían de acuerdo a las necesidades de cada uno

El régimen comunista estaba a favor de la distribución de los bienes a cada uno de acuerdo con sus necesidades respectivas, es decir, cada uno recibiría lo que necesitara, independientemente de la cantidad que hubiera producido.

La teoría comunista de Karl Marx seguía el siguiente principio: «De cada uno según su capacidad; a cada uno según sus necesidades». El mensaje que debe transmitirse con esta frase es el siguiente:

De cada uno según su capacidad: cada uno trabajaría con la actividad que le gustaba, porque se entendía que así desempeñaría muy bien su función.

Con la felicidad de poder usar sus habilidades para ayudar a la comunidad, la gente ayudaría a que la economía prospere.

A cada uno según sus necesidades: la comunidad se encargará de atender a los que no puedan trabajar. Los bienes y servicios se distribuirían a todos de acuerdo con sus necesidades.

Según el comunismo, el pueblo debe tener el poder y, por lo tanto, ser dueño de su propio trabajo y de los bienes que éste produce.

Así, la distribución de estos bienes se haría desde una autogestión, eliminando así la necesidad de un gobierno.

6. El comunismo estaba a favor de no tener un gobierno

A diferencia del capitalismo y el socialismo, que estaban a favor de la existencia de un estado responsable del control de la vida social, el comunismo defendía la igualdad absoluta entre los ciudadanos y consideraba que el estado podía ser abolido.

Los comunistas creían que de esta manera se extinguiría la opresión social y la sociedad podría encontrar una forma de controlarse a sí misma.

Los trabajadores se convertirían entonces en propietarios de su propia mano de obra y de los bienes utilizados para la producción.

Nombres principales del comunismo

Ahora que conoces las principales características del comunismo, mira los nombres más importantes de esta doctrina política:

Karl Marx

Karl Marx (1818 – 1883)

Karl Heinrich Marx fue un filósofo, economista, sociólogo, historiador y periodista alemán. Marx escribió una serie de publicaciones y entre ellas, dos tuvieron gran prominencia:

El Manifiesto Comunista: creado para guiar la acción de los trabajadores durante el surgimiento de los movimientos obreros. La obra, escrita en colaboración con Friedrich Engels, definió y dio a conocer los propósitos de la Liga de Comunistas y llamó a la unión de todos los trabajadores del mundo.

Capital: un conjunto de libros que consistía en el análisis crítico del capitalismo, un sistema económico cuyos principios eran totalmente opuestos a los del comunismo.

Sólo el primer libro de la obra fue publicado por Karl Marx todavía vivo. Las otras eran publicaciones póstumas.

El capitalismo defendió, por ejemplo, la existencia de la propiedad privada y el control de los activos de producción por parte de los propietarios privados y el Estado. En su obra, Karl Marx llamó la atención sobre el hecho de que la fuerza motivadora del capitalismo era la explotación laboral.

Para él, el fin de la división de la sociedad en diferentes clases sociales, uno de los principales ideales del comunismo, sólo se produciría cuando el capitalismo se extinguiera.

Friedrich Engels

Friedrich Engels (1820 – 1895)

Friedrich Engels fue un científico social, filósofo, escritor y teórico político alemán. Junto con Karl Marx, fue coautor del Manifiesto Comunista.

Engels también tuvo una importancia fundamental en la elaboración de la obra O Capital, ya que fue él quien dio apoyo financiero a Karl Marx para que pudiera realizar investigaciones y escribir los libros.

Más tarde, también fue responsable de la publicación póstuma de algunos de los libros de la obra a través de notas dejadas por Karl Marx.

Otros líderes y activistas comunistas famosos

La lista de comunistas conocidos también incluye:

  • Vladimir Lenin;
  • Fidel Castro;
  • Raúl Castro;
  • León Trotsky;
  • Pol Pot;
  • Nikita Khrushchev;
  • Kim Il-Sung;
  • Imre Nagy;
  • Jiang Zemin;
  • Ho Chi-Minh;
  • Joseph Stalin.

Eventos comunistas importantes

Echa un vistazo a algunos de los principales hechos relacionados con el comunismo:

  • Vladimir Lenin tomó el poder en 1917: fue el primer líder comunista en tomar el poder después de la Revolución Rusa de 1917;

Vladimir Lenin (1870 – 1924)

  • China se convirtió en un país comunista en 1949;

La bandera de China está inspirada en la bandera del comunismo: la roja simboliza la revolución y el PCCh (Partido Comunista de China) que tomó el poder después de la guerra civil de 1949; la gran estrella simboliza al PCCh y al pueblo chino más pequeño. La posición de las estrellas representa la unión entre el Partido y el pueblo.

  • Cuba se convirtió en comunista en 1959;
  • Vietnam se convirtió en comunista en 1975;

El fondo rojo de la bandera vietnamita está inspirado en la bandera comunista. La bandera vietnamita fue utilizada por una organización fundada en 1941 y dirigida por comunistas para oponerse a la ocupación japonesa.

  • En 1945 comenzó la Guerra Fría: el conflicto comenzó cuando Estados Unidos y sus aliados de la OTAN y la Unión Soviética y sus aliados del Pacto de Varsovia se enfrentaron en un conflicto indirecto de gran envergadura que dio lugar a varias crisis, como la crisis de los misiles en Cuba en 1962. Este conflicto fue visto como una lucha de los aliados occidentales contra el comunismo.
  • La construcción del Muro de Berlín en 1961 fue vista como un gran símbolo de la Guerra Fría, porque en Alemania Occidental había democracias capitalistas liberales y en Alemania Oriental, varios estados comunistas. La caída del muro en 1989 anunció el final inminente del conflicto, que terminó en 1991.

Muro de Berlín: construido en 1961 y demolido en 1989.

Deja un comentario