Características del capitalismo

El capitalismo es el sistema socioeconómico predominante en el mundo contemporáneo. Su principal objetivo es la obtención de beneficios y la acumulación de riqueza.

El sistema capitalista surgió a mediados del siglo XV, sustituyendo al feudalismo que prevaleció durante la Edad Media. Con este nuevo modelo surgió la burguesía, la producción de capital, la desigualdad social, entre otras características que comenzaron a marcar al capitalismo.

Conozca algunos de los principales aspectos que definen este sistema político-económico que domina la era mundial de la Globalización:

1. Ganancia y acumulación de riqueza

Este es el principal objetivo del capitalismo: obtener riqueza. La ganancia proviene de los valores acumulados del trabajo colectivo proporcionado por las empresas privadas y realizado por el proletariado (trabajadores).

Para que el beneficio sea siempre positivo, los propietarios de los medios de producción (capitalistas) adoptan medidas de contención de costes, como proveedores y materias primas más baratas.

Descubre las diferencias entre el capitalismo y el socialismo.

2. Los trabajadores son asalariados

El trabajo asalariado es otra de las principales características de este sistema socioeconómico. Los trabajadores (proletarios) tienen derecho por ley a recibir remuneración a cambio de su fuerza de trabajo.

Los salarios comenzaron a ser más comunes durante el período conocido como capitalismo industrial (a partir de mediados del siglo XVIII). Hasta entonces, la servidumbre y la esclavitud eran los dos sistemas con mayor presencia en el mundo, reflejando las costumbres practicadas durante la Edad Media (feudalismo)

.

En el sistema capitalista contemporáneo, los proletarios representan la gran mayoría, que dependen de los salarios fijos pagados por los capitalistas (dueños de la propiedad privada).

Los asalariados, a su vez, utilizan este dinero para adquirir productos y servicios de otros capitalistas, haciendo que el sistema se mueva constantemente.

3. Predominio de la propiedad privada

En el sistema capitalista, los sistemas productivos pertenecen a una persona o a un grupo en general.  Se trata de bienes particulares o de áreas de uso individual.

Dentro del sistema capitalista, también existen las llamadas empresas estatales, que en teoría son de administración estatal. Pero, debido a las intensas crisis económicas, muchas de ellas terminan siendo privatizadas, es decir, vendidas a empresas privadas.

4. El Estado interviene poco en el mercado (Economía de Mercado)

Esta es la libre iniciativa para regular el mercado capitalista, con poca o ninguna intervención estatal. Este proceso se lleva a cabo a través de la llamada ley de la oferta y la demanda, donde los precios de los productos se determinan en función de la demanda de los consumidores y la cantidad de esta oferta.

Para obtener un mayor beneficio, las empresas necesitan ofrecer productos de calidad a precios asequibles. En este sentido, la competencia es otro factor resultante de esta ley de la oferta y la demanda, ya que amplía las opciones de compra, lo que provoca la caída de los precios.

5. División entre clases sociales

Considerada la característica más controvertida del sistema capitalista, la división de clases determina dentro del proceso del trabajo colectivo, el lado que tiene el poder y la ganancia y el lado de los que trabajan para la producción de esta ganancia.

Por un lado, hay una minoría llamada capitalistas, representada por los dueños de los medios de producción y el capital, y por otro lado, está la mayoría llamada proletarios, gente que vende su fuerza de trabajo a cambio de un salario que garantiza salud, alimentación, transporte, ocio, etc.

Este es el punto principal de la división de clases, porque el capitalista no siempre ofrece una remuneración adecuada y suficiente para satisfacer todas las necesidades básicas de los trabajadores.

Aprende más sobre el capitalismo y lo que es ser un capitalista.

6. Crecimiento de la desigualdad social

Por último, la desigualdad entre las clases sociales puede llegar a ser abismal, haciendo que los grupos tengan mucha riqueza, mientras que otros viven en la pobreza extrema.

La desigualdad social es uno de los frutos más problemáticos del capitalismo. Esta disparidad suele estar asociada a la desigualdad de la economía del país, es decir, cuando no es capaz de garantizar las condiciones básicas para garantizar un nivel de vida de calidad para todos.

Deja un comentario