Capitalismo: entender todo sobre esta visión política

Criticado por muchos que lo ven como el principal destructor del planeta, el capitalismo es uno de los sistemas políticos y económicos más prevalentes del mundo. Este sistema tiene como objetivo principal la obtención de beneficios y la acumulación de bienes y capitales. Conozca más sobre este sistema político presente en varios países del mundo.

Hoy en día, el mundo se enfrenta a una transformación significativa con respecto a la acumulación de capital y bienes. La gente incluso se está enfermando con tanta competencia para ver quién es más rico.

¿Qué significa capitalismo?

El capitalismo es visto como un sistema económico principalmente, que se extiende a diversos campos como el cultural, social, político, ético y algunos otros que constituyen una gran parte del espacio geográfico existente.

Este sistema se consolida y permite su continuidad sólo cuando se produce la división en clases de empresas.

Se puede observar claramente esta división cuando, por un lado son los dueños de las tierras y los medios de producción, llamados burgueses y por otro lado son los que representan a los trabajadores que viven gracias a la fuerza de su propio trabajo, incluso recibiendo un salario por ello, estos se llaman proletarios.

También es posible identificar este tipo de actitud en todo el medio agrario, ya que los terratenientes generalmente obtienen sus ganancias de los trabajadores o campesinos.

El capitalismo se ha convertido en un sistema completamente dominante en todo el mundo, gracias a la era de la globalización.

Incluso con este dominio global, sus etapas y fases no son iguales en su totalidad, porque la producción y reproducción de algo se hace de una manera totalmente desigual.

Por eso es fácil identificar a las naciones plenamente desarrolladas y a otras que se encuentran en las primeras etapas de este proceso capitalista. Conocer más sobre el surgimiento de este sistema y su historia le ayudará a comprender los aspectos y las fases de su implementación.

¿Cómo surgió y se desarrolló este sistema capitalista?

El capitalismo no surgió de repente y se expandió rápidamente. Su aparición se produjo de forma muy lenta y gradual, comenzando en la Edad Media, más precisamente en el siglo XIII y extendiéndose hasta el siglo XV.

Fueron las pequeñas ciudades con sesgo comercial, llamadas burgos, las que iniciaron este proceso de emergencia y consolidación capitalista. Este tipo de modelo comercial era totalmente desafiante, porque la época era de feudalismo.

En el feudalismo, Europa estaba completamente dividida en varios feudos. Cada uno de estos feudos fue ordenado por el Señor Feudal.

Con el paso de los años, el comercio que tuvo lugar en estos burgos o burgueses como se llamaba, se expandió y permitió que se acumulara capital.

Varios factores provocaron la caída del sistema feudal y con ello el surgimiento del capitalismo fue seguro.

Conocer 3 fases del capitalismo

A continuación enumeramos algunos tipos de capitalismos para que usted los conozca, siga:

1 – El capitalismo llamado comercial

En el momento de la consolidación del capitalismo y su surgimiento, no se conocían las formaciones de los grandes centros urbanos, ni tampoco la industrialización. Por ello, la economía giraba en torno a la riqueza generada por el comercio.

Según la acumulación que cada nación tenía de especias y materias primas, que se medían a sus riquezas. El capitalismo comercial marca el período comprendido entre el siglo XVI y mediados del XVIII.

Al mismo tiempo, el modelo económico que se practicaba era el mercantilismo, cuya función principal era fortalecer los llamados estados nacionales, es decir, hacer que la aristocracia y la burguesía de la época siguieran acumulando riqueza y obteniendo beneficios a través de la disputa de los mercados internacionales, teniendo así acceso a las mejores materias primas.

2 – El capitalismo llamado industrial

La Revolución Francesa de 1789 a 1799 y la Revolución Industrial de 1760 a 1820 fueron el hito de la transición del llamado capitalismo comercial al capitalismo industrial.

Estos acontecimientos sirvieron principalmente para mantener el poder en manos de la burguesía de la época, por lo que hubo una centralización de la economía en la actividad principal que había sido desarrollada y bien administrada por esta clase, llamada industrialización.

El continente europeo era considerado el más poderoso del mundo en ese momento, ya que importaba materias primas de las colonias y las periferias y luego exportaba sus productos industrializados. En esa época existían grandes ciudades industrializadas, pero sin estructura alguna, lo que provocaba la aparición de miserables en condiciones de vivienda totalmente precarias.

En ese momento, el liberalismo económico fue lo que prevaleció. Adam Smith fue el precursor de estos modelos y, según él, el Estado debería intervenir lo menos posible. Esta posición hizo que la burguesía se consolidara al máximo.

3 – El capitalismo llamado monopolístico o financiero

Este otro tipo de capitalismo, llamado capitalismo financiero, ocurrió cuando el capital de inversión bancario se convirtió en más que el capital industrial. Esto hizo que las grandes empresas surgieran y se dividieran en acciones que se mantenían y negociaban como si fueran materias primas.

Estas acciones se revalorizarían a medida que estas empresas aumentaran sus beneficios.

Por ello, la búsqueda de la acumulación de capital fue muy grande y nunca antes se había visto tal fenómeno en la humanidad. Esto sucedió porque la economía ya no estaba centrada en las llamadas prácticas industriales, sino en las prácticas financieras y especulativas.

En este mismo período las empresas transnacionales lograron expandirse, estableciéndose en varios países del mundo, con énfasis en los subdesarrollados, buscando principalmente materia prima y mano de obra barata.

Estas empresas dominaban entonces todo el mercado internacional, monopolizándolo de manera abrumadora.

¿El capitalismo es bueno para Brasil?

Según los especialistas en la materia, el capitalismo es el único modelo financiero, donde el ciudadano tiene la libertad de consumir, porque habrá vendedores que siempre satisfarán sus necesidades, así como consumidores para todo tipo de vendedores.

Algunos creen que es terrible y que lleva al ser humano a sacrificios terribles, porque lo transforma todo en mercancía. Es decir, en este modelo financiero sólo hay 3 divinidades que deben ser adoradas, el Mercado, la Moneda y el Capital.

Debemos aceptar este modelo financiero en el país, porque hasta ahora no hay nada mejor, pero es esencial que tengamos cuidado de no convertirnos en rehenes de él.

Deja un comentario