5 Características de las dictaduras militares

Las dictaduras militares son formas de gobierno en las que el poder político está controlado por generales y comandantes del ejército.

Aunque son muy criticados por su autoritarismo y su afrenta a la democracia, todavía existen regímenes militares en varios países de todo el mundo, como Corea del Norte, Tailandia, Egipto, etc.

Además, aún en el siglo XX, países como Portugal, Chile, Argentina, España y Alemania también atravesaron períodos de dictadura militar, lo que ilustra la facilidad con la que este tipo de régimen llega al poder.

En el caso de Brasil, el régimen militar comenzó en 1964 con el golpe que derrocó al gobierno de João Goulart y duró hasta 1985, cuando José Sarney asumió la presidencia. Durante este período el país tuvo seis presidentes militares elegidos mediante elecciones indirectas (sin la participación del pueblo), tres de los cuales fueron elegidos por el Congreso Nacional y tres por el Colegio Electoral.

A continuación se detallan las principales características de este modelo de gobernanza.

1. Censura

Los regímenes militares tienden a censurar la libertad de expresión de los ciudadanos, los artistas y la prensa como medio para proteger la integridad del sistema. Por lo tanto, cualquier manifestación contraria a los ideales del gobierno se considera una forma de rebelión y se combate con prontitud, especialmente las que tienen un alto potencial de alcance, como las obras de artistas y los programas de prensa.

A principios de la década de 1970, mediante el Decreto-Ley No. 1077, Brasil instituyó la censura previa, consistente en un departamento de la Policía Federal integrado por un equipo de censores que evaluaba el contenido de revistas y periódicos para decidir si podían ser publicados.

2. Autoritarismo y violencia

Los militares utilizan métodos violentos para asegurar el control y desalentar las manifestaciones contra el gobierno. En los regímenes militares, el uso de armas de fuego es común y los casos de tortura y desaparición son comunes.

En Brasil, la Comisión Nacional de la Verdad (CNV), creada en 2011 por la entonces presidenta Dilma Rousseff, tenía como objetivo investigar las violaciones de derechos humanos ocurridas durante la dictadura. Al final del trabajo, la comisión estimó un total de 434 muertes y desapariciones por motivos políticos.

3. Centralización de energía

Kim Jong-un, líder de Corea del Norte, demostrando el poder militar de su país.

Los regímenes militares tienden a suprimir la separación de poderes y a centralizar el poder político en manos del grupo gobernante. Por lo tanto, es común que el mismo grupo controle los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. Al igual que en Brasil, en 1968 se instituyó la Ley Institucional Número Cinco (AI-5), el decreto presidencial más riguroso de la dictadura brasileña. Entre sus principales efectos se encontraban:

  • la posibilidad de que el poder ejecutivo suspenda las actividades del poder legislativo en todo el país;
  • la presunción de legitimidad de los actos emitidos por el presidente, independientemente de cualquier tipo de revisión judicial;
  • legislación a través de decretos-leyes editados por el ejecutivo;
  • intervención federal arbitraria a nivel estatal y municipal.

4. Eliminación de derechos politicos

Registro del movimiento «Direct Now» que reclamaba el derecho a elecciones presidenciales directas en Brasil.

Como consecuencia natural de la censura y la centralización del poder, los regímenes militares prohíben la formación de partidos políticos de oposición, lo que dificulta enormemente la transición del poder y la difusión de nuevas ideologías.

En Brasil, la Ley Institucional Número Uno (AI-1), promulgada en 1964, permitió al gobierno:

  • suspender los derechos políticos, durante diez años, de todo ciudadano que manifieste ideales contrarios al régimen;
  • a los mandatos legislativos de la mandioca en cualquier esfera federativa;
  • para sacar a los funcionarios de sus puestos de trabajo.

5. Ilegitimidad

Humberto de Alencar Castelo Branco, primer presidente de la dictadura militar en Brasil.

Los regímenes militares suelen instituirse después de los golpes de Estado, a través de los cuales las Fuerzas Armadas (generalmente el ejército) toman el control del poder político en momentos de debilidad institucional. Por lo tanto, no existe ninguna forma de participación social en la elección de los representantes del gobierno, lo que la hace totalmente ilegítima.

Deja un comentario